En los pies de una Community Manager

El blog de Noelia García


Deja un comentario

Trabajar ante el ordenador y la gestión del tiempo. Productividad personal

Qué difícil resulta a veces que los días sean productivos, ¿verdad?, Esto se hace especialmente complicado cuando nuestro trabajo consiste en gran parte en trabajar delante del ordenador, buscando información, monitorizando redes sociales…. esta taaaan fácil despistarse y pasar más tiempo del necesario donde no debemos….

Una de las razones por las que no avanzamos, es porque no tenemos las tareas definidas y categorizadas, esto trae además la consecuencia de tener la cabeza enmarañada con decenas de cosas que debemos hacer, pero sin concretar realmente, y al final no terminamos de completar ninguna, por lo que ese agobio no se va nunca.

Gestion del tiempo

Para conseguir una mejor gestión del tiempo,  que nuestros días cundan más, y podamos ocupar la mente en familia y amigos y no sólo en las tareas, te voy a dejar aquí una serie de consejos y recomendaciones (sin entrar en ningún sistema de organización del tiempo como puede ser GTD, o Autofocus) que a mí me ayudan bastante:

– Haz una lista con las tareas que tienes que hacer. Las puedes organizar por proyectos, para así poder asignar mejor las prioridades. Puedes tener 2 listas, una con las cosas que tienes que tener terminadas esta semana, y otra, con las del día.

– Descompón las tareas en pasos. Esto es especialmente útil con tareas complejas, esas que sólo pensarlas ya dan pereza. Al convertirlas en varias tareas pequeñas, se hace más liviano.

– Empieza el día con lo más tedioso. Generalmente, las primeras horas del día son más productivas, aún no estamos cansados, tenemos la mente más fresca… Además, empezar con ellas implica que esas tareas que no te apetece hacer se eliminarán de la lista las primeras, y el resto del día será más motivador.

– Haz las cosas una a una. A veces me pasa, que con todas las cosas que tengo que hacer, voy saltando de una a otra sin terminar nada, al final, la sensación es de no haber avanzado nada. Realiza una tarea hasta que la termines, táchala de la lista (así ves físicamente cómo disminuye lo pendiente) y ponte con otra cosa.

– Fíjate tiempos para realizar cada tarea. Realistas. Y márcate una recompensa para cuando lo termines. “Tengo que hacer esto en 1 hora, y cuando acabe me levanto a por un café”. Así te centras en terminar a tiempo, y no te distraes tanto.

– Para no distraerte, cierra todas las extensiones que haga que te salten notificadores (en la medida de lo posible…), las alertas de correo entrante, por ejemplo, hacen que perdamos la concentración en la tarea que estemos realizando. Guarda el móvil donde no lo veas, para no tener la tentación de mirarlo constantemente, y cierra todas las pestañas del explorador que no tengas que utilizar para la tarea. Cuando estamos haciendo algo, especialmente si nos resulta un poco rollo, es muy fácil echar un ojo rápido a Facebook _a ver si hay algo nuevo_ o mirar (oootra vez) el correo (no sea que que entre un mail y no lo abramos en la centésima de segundo siguiente a recibirlo… ;p). Todo esto lo único que hace es que perdamos minutos, no nos de tiempo a realizar lo propuesto, y sigamos con esa sensación de que no nos da la vida para todo. Ni que decir tiene, especialmente para un Community Manager, muchas de sus tareas suponen estar en las redes sociales, evidentemente aquí no podemos cerrarlas, pero sí podemos marcarnos más estrictamente los tiempos, y centrarnos en la tarea para no despistarnos y acabar donde no debemos..

– Rutina: establece una rutina para las tareas que repitas diariamente, revisión de mails, ponerte al día con tus blogs de referencia, una ojeada a las noticias para estar al dia….

– Al acabar el día, deja tu mesa limpia, es más fácil ponerse a trabajar con ganas el día siguiente si el escritorio está despejado.

-Deja un “status” de las tareas urgentes (y no tan urgentes) del día siguiente. De este modo cuando llegues el día siguiente, sólo es empezar a trabajar, no tendrás que hacer recuento de las tareas pendientes.

¿qué te parecen estos métodos?, ¿utilizas alguno de ellos para gestionar tu tiempo? Cuéntame que otras cosas haces para que el día “tenga más horas”

Foto de stellamanecer en arteyfotografia.com.ar

Anuncios


2 comentarios

El día que dejé de tener miedo. Marca Personal

La primera vez que oí hablar de Marca Personal fue en el Máster que estoy estudiando este año. Nunca antes había oído hablar de ello, y siendo sincera, es un tema que al principio me agobiaba muchísimo. Y me explico:

En un principio asumí el concepto de Branding Personal como una la “forma de posicionarte como experto, para así ser un referente y ampliar tus oportunidades”

Y ahí estaba mi miedo, en una palabra tan pequeñita, pero que me hacía temblar cada vez que pensaba en ella: EXPERTO. ¡¿EXPERTO?! ¿Cómo puedo yo posicionarme como experto? ¿Si apenas he salido del cascarón? ¿Si estoy aterrizando en este mundo y tengo tanto por aprender?

Pero aunque me agobiaba, tenía claro que es algo de lo que no puedo huir, mi marca personal está ahí, con todos mis actos, on-line y también off-line, estoy generando esa marca, por tanto, lo más lógico, o coherente, es trabajar en que esta marca, esa huella que dejo, se acerque lo máximo posible a lo que quiero mostrar.

http://www.flickr.com. Gabriman. Huellas

http://www.flickr.com. Gabriman. Huellas

Y así llego a una definición de Branding Personal que me gusta más: Cuidar tus acciones, tus publicaciones para que la marca que dejes sea lo que quieras comunicar de ti mismo.

Y se acabó el miedo, porque aquí ya no hablamos de expertos, ni de gurús, ni de ninguna de esas cosas que agobian porque crees que no eres capaz… (¿de verdad no lo eres?). Hablamos de ser auténticos, de hacer saber a la gente esas cualidades que tienes  que hacen de tí un gran profesional, en cualquier ámbito, o una gran persona, o lo que sea que quieras que se sepa de tí.

Y animada con esta nueva visión del branding personal me decidí a abrir este blog. Y fueron dos los factores que me terminaron de empujar a ello:

-“No es necesario ser un Blogger para tener un blog” Esta frase la dijo Clara Ávila en un webminar sobre Marca Personal. Es una frase que me encantó. Puedo abrir un blog, para estar presente, para tener mi espacio con mi currículum, para poder expresarme y desarrollar mi marca personal, pero sin la “presión”, de tener que escribir cada semana, o con cierta frecuencia, (ahí estaba otra vez mi fantasma del “yo no puedo”/”yo no soy capaz”).

– Con la redefinición de Branding Personal, ya no tenía la presión de ser “una experta” para escribir, sólo tenía que escribir sobre lo que voy aprendiendo, descubriendo, sobre mis impresiones… y como recompensa..aprendo y descubro mucho más! (aquí se esfuma ese fantasma que todavía estaba presente en el primer “factor”)

Y tú, ¿gestionas tu marca personal?


Deja un comentario

Publicidad y fines sociales. ¿Verdad que es posible?

No se si te habrás pasado a cotillear por la página en la que me presento: Sobre mí. Ahí os cuento que mi sueño (bueno, uno de ellos), es unir mi pasión la comunicación y el marketing, con una necesidad que llevo intrínseca, que es participar en acciones con fines sociales, trabajar en lo que llaman Tercer Sector, y todo lo relacionado con contribuir un poquito a un mundo más justo.

A veces, cuando le dices a la gente que has estudiado publicidad, y que te gustaría trabajar en una ONG, te miran con cara de… ¿y qué tiene que ver una cosa con otra? (la velocidad con el tocino, que dicen en mi pueblo).  Pues tiene que ver, porque la publicidad y la comunicación son necesarias en todos los campos.

Para demostraros lo que se puede hacer uniendo estas dos pasiones mías, os enseño un pequeño vídeo. Es un anuncio que tuve que hacer en la carrera, para un certamen de publicidad social. (En el que por cierto, mis compis y yo ganamos el 5º premio :D:D)

¿qué os parece el vídeo?, ¿qué otras formas crees que puede la publicidad “unirse” a una organización sin ánimo de lucro?


1 comentario

Asimilar la información. El uso de infografías

Cuando una empieza a interesarse por estos temas del Social Media, va recabando información, y acaba con una lista considerable de blogs interesantes en los que “nutrirse”. Y ahí empieza el caos, ¡Cuantísima información! ¡Y no se acaba nunca! Podría estar el día entero enganchanda a la lectura de blogs. Porque claro, ya no solo son los de tu “pequeña” lista; cuando te interesa un blog, trasteas por él,  descubres artículos relacionados, blogs afines…. y tirando tirando del hilo…. no acaba nunca!!

Aquí reconozco que me ha sido esencial Feedly. Bueno, siendo sincera, yo empezé a recopilar mis blogs de cabecera (en Social Media, y en lo que no era social media), en Google Reader, pero un día Google dijo que chapaba el negocio, (oh! tragedia!!, ahora que te había descubierto, ¿qué hago yo?). Pero el drama duró poco, enseguida descubrí Feedly como sustituto, y reconozco que me gusta muchísimo más: Por su apariencia limpita, porque puedes personalizar cómo visulizar las entradas, porque puedo cambiarle de color según mi estado de ánimo ¡Todo ventajas!

Lo que más me gusta de Feedly, es que tiene la opción de que cuando navegas por internet, aparezca en la esquinita inferior derecha una mini barra que te permite:

– mandar el artículo a Buffer

– publicarlo en Facebook, Twitter, Google+, o mandarlo por e-mail

– guardar el artículo en Feedly para leerlo más tarde

– puedes también visualizar la fuente en Feedly, y ahí ya, decides si lo añades a tus feeds, y en qué categorías.

Pero bueno, este post no estaba destinado a hacer alabanzas y elogios a Feedly, sino a expresar ese sentimiento que creo que tenemos todos a veces, y que en este campo es continuo porque siempre estamos aprendiendo, de la cantidad de información que existe, y que parece imposible de asimilar.

Por eso muchas veces recurro a las infografías. Esas pídoras de información, resumidas, llamativas (cómo nos gustan los colores y los dibujitos, eh??), que nos proporcionan los datos, estadísticas, o lo que sea, de un vistazo, ¡listo para asimilar!

Y con eso os dejo, con unas cuantas infografías que a mi me parecen súper útiles. ¿Te han sido útiles a tí?, ¿Te gustan las infografías como modo de aprender o recabar nueva información?

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Se que desde la galería no se pueden leer las infografías, si pausas la presentación y pinchas con el botón derecho: ver imagen en pestaña nueva, ya la tienes, ¡para leer y nutrirte!  (Siento que sea tanto lío, pero es que no quería dejar de enseñaros mis infografías favoritas…)